Rodiapoxtulis

Rodia, nunca pensé que una perrita tan pequeña pudiera tener un corazón tan grande, aparte de la alegría y lo “trasto” que era.

Al poco de tenerla, comprendí que siempre habría una mascota conmigo.

Ninguno de la familia te olvidaremos.

La Morada de Noe . Todos los derechos reservados. © 2021 . Realizado con por BenDel Studio​​